La formación de formadores apunta a lograr un sistema eficaz de entrenamiento complementario a la oferta externa, donde la especialización de colaboradores expertos dentro de las áreas de trabajo, juega un papel vital para este proceso, entregándoles herramientas necesarias para optimizar los mecanismos de adquisición de conocimiento, desarrollo de las habilidades y competencias formadoras e incorporando actitudes que modifiquen las conductas y prácticas habituales.

A través de este proceso los colaboradores con valiosos conocimientos técnicos, importantes para la organización o para una unidad específica, despliegan sus recursos técnicos y personales, su experiencia, conocimiento y habilidades, para desarrollar actividades de entrenamiento y desarrollo alineados con los requerimientos divisionales u organizacionales, favoreciendo de esta manera el efectivo traspaso del conocimiento y el desarrollo de cursos o talleres de formación interna con calidad global.

El formato de desarrollo de contenidos y los ejercicios utilizados debe estar centrado en el participante y en la aplicación futura de los elementos adquiridos. Asimismo la metodología utilizada durante el proceso de Formación de Formadores debe ser altamente interactiva, de manera de potenciar al máximo la participación de cada una de las personas, con el fin de vivenciar el contenido y los ejercicios, generando un claro aprendizaje a partir de su propia experiencia.

Se sugiere asimismo desarrollas accionas de seguimiento para fomentar el intercambio de experiencias entre y con el grupo participante, generándose así una identificación de las personas con las temáticas tratadas.

Las estrategias de enseñanza deben ser variadas, incorporando la utilización de dinámicas y ejercicios vinculados con el quehacer diario de los participantes. Cada jornada debe estar compuesta principalmente por elementos prácticos que se transformen – por la cercanía con su habitualidad, como con la coherencia percibida – en aprendizaje significativo y aplicable.

Finalmente, y orientado principalmente a las acciones de seguimiento, deberá utilizarse elementos que permitan fomentar el trabajo colaborativo con los demás integrantes de sus áreas, de manera de integrar las habilidades aprendidas a sus relaciones y prácticas habituales.

Humberto Martín P.
Psicólogo , MBA
Director Gerente Gestar

Comentarios